BOVINIUM
Regístrate o inicia sesión para tener acceso a todos los contenidos.
news

Científicos desvelan el posible origen de la enfermedad de las vacas locas

Se trata de una investigación del centro ENVT-INRA de Toulouse, el Centre de Recerca en Sanitat Animal de Cataluña y el Centro de Investigación en Sanidad Animal.

Un equipo de científicos ha demostrado que la encefalopatía espongiforme bovina (enfermedad de las vacas locas) podría tener su origen a partir de priones del scrapie atípico, una enfermedad neurodegenerativa que aparece de forma espontánea en ovejas y cabras.

En la investigación, liderada por el centro ENVT-INRA de Toulouse (Francia), el Centre de Recerca en Sanitat Animal (IRTA-CReSA) de Cataluña y el Centro de Investigación en Sanidad Animal (INIA-CISA), con participación de las universidades Autónoma de Barcelona y de Zaragoza, se indica que esta infección se habría transmitido a las vacas al darles pienso elaborado con harina de carne y huesos de ovejas infectadas con priones, una práctica que está prohibida.

El estudio, que publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), demuestra por primera vez que cuando los priones de scrapie atípico se transmiten a otra especie cambian su estructura y su capacidad de infectar evoluciona.

Las vacas locas en la década de los 90
A finales de los años 90, alrededor de 200.000 vacas presentaron síntomas como temblores, cambios de comportamiento y pérdida del equilibrio en Reino Unido. Los síntomas se sucedieron hasta llegar a la muerte. En España, fueron cerca de un millar, e incluso algunas de las personas que ingirieron productos de vaca loca sufrieron la llamada enfermedad de Creutzfeldt-Jackob, una patología neurodegenerativa sin cura.

A nivel mundial hubo 226 personas afectadas, cinco en España.