BOVINIUM
Regístrate o inicia sesión para tener acceso a todos los contenidos.
news

El 64% de los animales sacrificados en Castilla y León en la campaña de erradicación de la tuberculosis son falsos positivos

Se exige incorporar un protocolo con contraanálisis o prueba de contraste, entre otras medidas.

Las campañas de erradicación de la tuberculosis bovina siguen suponiendo un hándicap para los ganadores españoles. Buen ejemplo de ello son los datos de Castilla y León, donde en 2017 (últimos datos disponibles) se sacrificaron 2.834 animales, de los que solo 1.022 obtuvieron resultados positivos a la tuberculosis bovina.

Esto significa que un 64% de los animales sacrificados fueron falsos positivos a la prueba de la tuberculina en piel. Ante estos datos, la Unión de Campesinos de Castilla y León-UCCL ha solicitado la unificación de las Campañas de Saneamiento ganadero en todas las comunidades autónomas. Esta petición se suma a la de la flexibilización de movimientos para explotaciones con animales reaccionantes a la tuberculina que permita mover los terneros de explotaciones positivas a cebaderos en los que el destino sea el matadero.

Asimismo, se exige la incorporación de un protocolo que incluya una prueba de contraste o contraanálisis que ayude a reforzar las garantías para el ganadero, y se exige eliminar la obligatoriedad de la prueba de detección de gamma-interferón, pues no es una prueba obligatoria en la Unión Europea.