BOVINIUM
Regístrate o inicia sesión para tener acceso a todos los contenidos.
news

La UE prevé para el sector cárnico una mayor dependencia de las exportaciones en los próximos años

Se estima una bajada del censo de ganado bovino de 5,5 millones de cabezas.

La Unión Europea ha publicado un informe de previsiones sobre la evolución de la producción y el comercio de carne entre el año 2020 al 2030. En líneas generales las tendencias más destacadas un menor consumo per cápita, una menor producción en base a sistemas más eficientes y menos animales: y menores exportaciones de animales vivos.

Asimismo, la sostenibilidad tendrá un papel cada vez más importante, para productores y consumidores, en los mercados cárnicos de la UE. Esto se puede traducir en una reducción del censo ganadero de la unión, sobre todo en cuanto a bovinos (- 5.500.000 de cabezas) y porcinos (- 4.500.000 de cabezas) en el año 2030.

En cuanto a la caída de las exportaciones, esta afectará a los animales vivos (con una bajada del 30%). La previsión general apunta a que la producción total de carne se reduzca en un 2,3% en 2030, pese a que la modernización, la adaptación y las tecnologías innovadoras tendrán como resultado una producción más eficiente.

Pese a ello, los mercados de carne seguirán estando muy influenciados por la disponibilidad de carne en el mercado interno, lo que puede alterar la tendencia prevista a la baja.

Caída del consumo
Se prevé que el consumo de carne de la UE caiga desde los 68,7 kg a los 67,6 kg per cápita en el año 2030. Estas cifras estarán condicionadas por un cambio en cuanto a los hábitos y las preferencias de los consumidores, que se verá reflejado en la disminución del consumo de carne de vacuno y la presencia de la carne de ave reemplazando a la de cerdo.